28 marzo 2024

Creación de la Escuela Internacional de Profesiones del Transporte Urbano (EIMTU)  

CODATU impulsa la formación de conductores de transporte urbano e interurbano en África.

El objetivo es formar a conductores de autobuses, autocares y tranvías en el marco de un organismo que cumpla las normas europeas.

Además de ayudar a los conductores locales a mejorar sus competencias, este organismo ofrecería la posibilidad de movilidad temporal a Francia, lo que contribuiría en cierta medida a satisfacer las necesidades masivas de contratación de los operadores franceses de transporte público de viajeros.

Esta iniciativa, que debería formar parte de la ley de inmigración de 2024, es una verdadera oportunidad «win-win» para responder a los retos de contratación de los operadores de transporte de pasajeros, al tiempo que se promueve el desarrollo profesional de los conductores africanos.

Los primeros cursos a finales de 2024

El proyecto aspira a ampliarse gradualmente en función de los resultados obtenidos, pero el objetivo a medio plazo es formar a 3.000 conductores, entre ellos un 20-30% de mujeres conductoras al año.

La primera escuela se crearía en Madagascar, donde CODATU ya está en contacto con las autoridades locales, que han manifestado un gran interés por esta iniciativa. Con el tiempo, se desplegarían 2 o 3 escuelas en África, para cubrir una necesidad enorme. En un primer momento, el objetivo sería crear cursos de formación en conducción, seguidos de formación en operaciones y mantenimiento.

Una nueva herramienta de ayuda al desarrollo para los países del Sur

CODATU propone utilizar al máximo los mecanismos internacionales de ayuda al desarrollo existentes. El apoyo de los territorios del Norte a dicho programa, a través de la cooperación descentralizada (movilización del 1% del presupuesto de movilidad de las autoridades organizadoras de la movilidad, excluida la tasa de movilidad), beneficiaría directamente al servicio de transporte público del que son responsables.

Establecida en África, la escuela ofrecería un programa de formación basado en las normas europeas, definido y adaptado en colaboración con los operadores y las autoridades organizadoras francesas.

Una herramienta que reúne a muchos agentes por un proyecto común

La escuela no podría funcionar correctamente en sus primeras etapas sin el apoyo, el respaldo y la participación de las autoridades francesas y locales, los proveedores de fondos, los operadores de transporte de pasajeros, las autoridades locales responsables de la movilidad y los operadores de formación. François Durovray, Presidente de CODATU, ya ha iniciado el proceso de sensibilización y movilización de todos estos socios.