Retrato Movilidad en el Perú: Jenny Samanez, Transporte No Motorizado (Municipalidad Metropolitana de Lima)

CODATU News Monday 7 November 2016

Entrevista
con Jenny Samanez

Sub Gerenta de Transporte No Motorizado de la Municipalidad Metropolitana de Lima

P1050380 (2)

Para empezar, ¿usted nos puede describir su institución?

La oficina Transporte No Motorizado se creó en agosto del año 1990. Es una Sub Gerencia que pertenece a la Gerencia del Transporte Urbano de la Municipalidad Metropolitana de Lima.

¿Usted nos puede describir su puesto?

Soy la Sub Gerenta de la oficina Transporte No Motorizado. Superviso todas las actividades que la oficina desarrolla. Organizamos programas y proyectos para incentivar el uso de la bicicleta y fomentamos la implementación de políticas públicas a favor de los modos de transporte no motorizado. Por otra parte, me encargo de gestionar los intercambios y discusiones con las cooperaciones internacionales para lo que está relacionado a los proyectos de movilidad en la capital.

¿Desde cuándo usted ocupa este puesto y qué fueron sus experiencias anteriores?

Entré en la administración pública para ocupar este puesto en los 90, con el Alcalde Ricardo Belmont Cassinelli quien creó la oficina de Transporte No Motorizado. En este momento, se consiguió un préstamo del Banco Mundial para hacer un piloto de ciclovía, fue el primer proyecto de este tipo en el Perú. Luego de dos administraciones, fue elegido el Sr. Alberto Andrade Carmona que me volvió a convocar para sus dos periodos. Pues, en 2002 el Alcalde Luis Castañeda entró y me convocó de nuevo, ya no en la administración sino como concejal para sacar ordenanzas a favor del transporte no motorizado y para dar un marco legal más sólido a esta área. También, fue vice-presidenta de la comisión de transporte urbano de la MML. En 2014, por séptima vez, me llamaron para trabajar de nuevo en la administración, y ya no como concejal. En efecto, soy una persona más bien ejecutiva; además ya me he especializado, me he vuelto una técnica de la movilidad sostenible no motorizada.

Inicialmente estudié psicología en los E.E.U.U., pues tuve la suerte de tener capacitaciones sobre el transporte no motorizado gracias a las cooperaciones internacionales. Me fui a capacitar en Australia, Suiza y Colombia donde me enteré de todas las buenas prácticas que se desarrollaban en el sector de la movilidad sostenible. Me ha servido mucho para fortalecer mis conocimientos.

¿Qué la motivó a trabajar en el ámbito de la movilidad?

Estoy involucrada al ciclismo hace muchos anos, empecé utilizando la bicicleta para movilizarme todos los días cuando era joven y vivía a 43 km de Lima. En esa época, no le ocurría a nadie que la bicicleta era un transporte. He pasado por todas las áreas de la bicicleta, he sido campeona de ciclismo, he representado a mi país muchas veces, y entré en la administración cuando se me propuso. Quería actuar para que la bicicleta sea considerado como un modo de transporte en sí, y no sólo una actividad recreativa. Yo soy una convencida que la bicicleta es un transporte eficiente y autónomo que hay que valorizar.

¿Cuáles son los principales retos de la oficina de Transporte No Motorizado hoy?

Durante los últimos 25 años, la oficina de Transporte No Motorizado creó varios programas para incentivar el uso de la bicicleta y que seguimos empujando hoy. Existen los programas « Al cole en bici », « A la universidad en bici », más recientemente se creó « Ir a turistear en bici », « Al trabajo en bici », y se implementó « El damero de Pizarro sin carro » que consiste en el cierre del centro histórico de Lima a los carros el último domingo de cada mes y donde se desarrollan actividades culturales, deportivas, etc. También, organizamos el cierre del espacio público de la Av. Arequipa sobre 5km todos los domingos y feriados desde las 7am hasta la 1pm. Últimamente, se creó el Proyecto especial « Ciclolima » que es nuestra marca registrada que identifica todo lo que hace la Municipalidad Metropolitana de Lima a favor de la bicicleta, como transporte autónomo, económico, amigable con el medioambiente y saludable. A parte de los programas para incentivar este uso, fomentamos y coordinamos el desarrollo de infraestructuras cicloviales.

Hoy, en el Perú, el ciclista sigue corriendo muchos peligros; no hay una cultura ciclista, sino que la cultura sigue siendo la del carro. Tenemos que batallar mucho con los vecinos de un barrio para implementar una ciclovía por ejemplo. Desincentivar el uso del vehículo privado y del taxi es un camino largo y difícil acá. La oficina de Transporte No Motorizado cuenta con sólo seis alcaldes distritales (Miraflores, San Isidro, Surquillo, Surco, San Borja y La Molina) que la apoyen y que están a favor de políticas públicas para la bicicleta.

Según usted, ¿cuál es la prioridad para el transporte actualmente?

Creo que es importante que se implemente una política de Transporte No Motorizado a nivel nacional. Así se incentivará la creación de redes de ciclovías en Lima – Callao, y también en Trujillo, Arequipa, etc. Hoy en la capital peruana, los proyectos de ciclovías son generalmente aislados y sin coordinación; la perspectiva de los Juegos Panamericanos deben ser la oportunidad para armar un proyecto global y a largo plazo. A través de un Decreto Supremo, el gobierno central acaba de declarar de interés nacional los Juegos de 2019, hay que aprovechar este evento y coordinar los proyectos desde ahora. Por otra parte, en la implementación de la linea 2 de metro de Lima se tiene que considerar los aspectos de intermodalidad. Es importante que la AATE y el MTC, al momento de diseñar las estaciones, incluyen estacionamientos para bicicletas por ejemplo. Para lograr una red de transporte intermodal que incluye el uso de la bicicleta y las redes de ciclovías, debe haber una coordinación institucional fuerte entre el nivel local y nacional. Es el gran reto actual.

¿Cómo usted ve los próximos años?

Le queda dos anos todavía a la administración actual con la cual voy a seguir trabajando. Pues, me gustaría seguir aquí y seguir trabajando en los proyectos que formulamos a horizonte 2025 para lograr una Lima donde conviven de manera pacífica el transporte público junto con los ciclistas, los peatones y los vehículos privados. Veo una Lima más humana, menos agresiva, más amigable, en la que haya avenidas y calles cicloinclusivas. La Lima de hoy sigue creciendo de manera desordenada y hay mucho por hacer para invertir esta tendencia, lo lograremos con el apoyo de las cooperaciones internacionales que nos pueden ayudar a armar proyectos globales, sostenibles y novedosos.

Entrevista realizada el 04 de noviembre del 2016