Retrato Movilidad en el Perú: Ismael Sutta, Gerente Municipal de la Municipalidad Provincial de Cusco

Retrato Movilidad en el Perú: Ismael Sutta, Gerente Municipal de la Municipalidad Provincial de Cusco
  •  
Lucile Boudet
CODATU
Chargée de coopération - Pérou
CODATU News Monday 16 October 2017

Entrevista
con Ismael Sutta

Gerente Municipal de la Municipalidad Provincial de Cusco y Ex-Gerente de la Gerencia de Tránsito, Vialidad y Transporte

Ismael Sutta, como Gerente de Tránsito, Vialidad y Transporte, ha sido el instigador de las medidas más destacadas a favor de la movilidad urbana implementadas en los últimos años en la ciudad de Cusco, entre ellas se encuentra la peatonalización de la Plaza de Armas. Ahora nombrado Gerente Municipal, sigue dedicando mucha importancia a la mejora y la modernización del sistema de transporte y movilidad de la antigua capital inca.

Para empezar, ¿usted nos puede describir la Gerencia de la cual estuvo a cargo?

La Gerencia de Tránsito, Vialidad y Transporte de la Municipalidad Provincial de Cusco tiene la función de administrar y planificar el transporte público en todas sus modalidades (masivo e individual), así como el tránsito vehicular y peatonal en toda la Provincia del Cusco. Esta Gerencia cuenta con dos Subgerencias que son la Subgerencia de Regulación de Transporte y la Subgerencia de Circulación de Tránsito. La primera se encarga de emitir autorizaciones y otorgar concesiones para el transporte público, actualizar el Plan Regulador de Rutas, y emitir autorizaciones para otros servicios de transporte como los taxis, vehículos turísticos y servicios especiales de carga y descarga. La segunda tiene el rol de mantener, así como de planificar y proponer mejoras de los sistemas de semaforización y señalización, desarrollar proyectos de planificación del tránsito vehicular, movilidad sostenible y peatonal, así como desarrollar actividades vinculadas a la educación vial.

Esta gestión se ha preocupado y sigue preocupándose en mejorar el transporte público y planificarlo para los próximos años. Se desarrolló una política de movilidad sostenible para toda la Provincia, principalmente a través de la elaboración del Plan de Movilidad y de Espacios Públicos del Cusco, financiado por el Banco Mundial y el Gobierno Regional. Este plan abarca la recuperación de los espacios públicos, así como la implementación de un Sistema Integrado de Transporte. El estudio se está desarrollando actualmente y se concluirá este año, planteando proyectos estratégicos de inversión que permitirán que la Ciudad del Cusco sea la primera ciudad a nivel nacional que implemente esta política innovadora que privilegia a los modos no motorizados (peatón y bicicleta) y al transporte público masivo ante los demás modos de transporte.

Esta gestión municipal viene implementando su política de movilidad sostenible, con la recuperación de espacios públicos y conservación del patrimonio dentro del centro histórico, espacio que estaba siendo invadido en su mayoría por los vehículos privados. Mediante estudios técnicos y comités de participación ciudadana, se implementó metodologías que priorizan los modos no motorizados, la peatonalización y la restricción del acceso vehicular a la Plaza de Armas, espacio público de suma importancia en la ciudad. Se logró también la recuperación de la Plaza San Blas y la Plaza Nazarenas, Calle Saphy, Choquechaca, Santa Teresa, Ruinas, Pardo, entre otras. Son lugares que se habían convertido en playas de estacionamiento de vehículos privados. Estas medidas tienen el objetivo de desincentivar el uso del vehículo privado y de incentivar el uso del transporte público para acceder al centro histórico.

Se trabajó también con la regulación del servicio de taxi, pues se logró retirar 1 600 vehículos de modelo Tico, que realizaban el transporte de pasajeros en la ciudad de Cusco hasta el año pasado (2016). Hoy, estamos orgullosos de ser una de las pocas ciudades del país donde el servicio de transporte público no es realizado por vehículos M2 (combis), ni taxis modelo Tico, ni mototaxis que circulaban por las redes viales y que atentaban contra la integridad de los usuarios (peatones, pasajeros y conductores). ¡Es un gran logro!

Finalmente, estamos trabajando en mejorar la operación y el sistema semafórico de la ciudad del Cusco. Contamos con un equipamiento del sistema semafórico nuevo, el cual tiene menos de cuatro años de antigüedad y se tiene planeado la instalación de fibra óptica, y la implementación de hardware de sistemas inteligentes de transporte. Estas medidas permitirán optimizar la conectividad entre la red semafórica y la central de tráfico ubicada en el edificio de la Gerencia de Tránsito (implementación de olas verdes, coordinación semafórica, preferencia y prioridad semafórica, etc.), teniendo finalmente una mejor gestión de un tráfico seguro y eficiente en la ciudad del Cusco.

¿Cuál es su puesto y cuáles fueron sus principales ejes de acción al ejercerlo?

Hace pocos días vengo asumiendo el cargo de Gerente Municipal de la Municipalidad Provincial de Cusco, luego de dejar el cargo de Gerente de Tránsito, Vialidad y Transporte. Mi objetivo como Gerente de Tránsito, Vialidad y Transporte fue implementar la política de movilidad sostenible en la Provincia. Antes se administraba el transito sólo con la idea de dar prioridad al vehículo, sin embargo, cuando llegué a ocupar el cargo coincidimos con el Alcalde para cambiar esta dinámica con el fin de dar prioridad al peatón y organizar el transporte público de la ciudad. Esta línea de acción empezó con una intervención sobre la Plaza de Armas que representa la cuna del Imperio de los Incas, la cual se había transformado en un óvalo de distribución vehicular. De primera instancia, se quiso recuperar la importancia histórica del lugar y devolver a la población un espacio de disfrute, así como la recuperación de un espacio rico en cultura para la población cusqueña y el público en general.

Luego, se trabajó sobre la regulación de rutas, el ordenamiento del servicio de taxi, el retiro de los buses turísticos del centro histórico, y se empezó a elaborar el Plan de movilidad y Espacios Públicos de la ciudad para dar una base firme a esta política que iniciamos y que queremos que continúe.

¿En qué periodo usted ocupo este puesto? ¿Y cuál fue su experiencia anterior?

Entré a la Municipalidad Provincial a trabajar en 1999 y en 2001, empecé a trabajar en la Gerencia de Tránsito donde ocupe el cargo de Director y luego el de Subgerente de Regulación del Transporte, el año 2005 y 2006 ocupé el cargo de Gerente de Transito, del 2007 al 2010 fue Presidente de Directorio de EMUFEC, empresa municipal. Del 2011 al 2014, fui Regidor (concejal) y estuve como Presidente y Vicepresidente de la Comisión de Transporte y Desarrollo Urbano. En el año 2015 fui Consultor y Asesor en Temas de Transporte para las Municipalidades de Calca y Urubamba, En el 2016, volví a la Municipalidad para ocupar el cargo de Gerente de Tránsito, Vialidad y Transporte y hace dos semanas he sido nombrado Gerente Municipal. También me dediqué a labores de consultoría, Siempre he trabajado en el ámbito del transporte público y de la movilidad urbana.

¿Qué le incito a trabajar en el sector de la movilidad urbana?

El transporte es mi pasión, siempre me ha gustado esta especialidad. Hoy en día estoy muy contento de poder trabajar en la Municipalidad Provincial del Cusco y ocupar cargos que son determinantes para el desarrollo de la Provincia del Cusco y que ameritan bastante responsabilidad, porque creo que la Ciudad de Cusco no ha tenido muchos profesionales especialistas en transporte. Muchas veces, las anteriores gestiones designaban personas no especializadas para ocupar estos puestos (policías, periodistas, etc.). Aquí, en el Perú, son los ingenieros civiles y los ingenieros de transporte los profesionales capacitados para administrar y planificar el transporte y tránsito. Por mi parte, soy Ingeniero civil, especializado en vías terrestres y Geotecnia, de la Universidad Nacional de San Antonio del Cusco. Luego, me especialicé en cursos de tránsito y transporte en Suiza, México y Lima.

A pesar de que la mayoría de la población esté en contra de las políticas que implementamos en un primer momento, estoy satisfecho de desarrollarlas porque tenemos la certeza que permite mejorar la ciudad y la vida de los ciudadanos. Por ejemplo, el nivel de aprobación de la peatonalización de la Plaza de Armas lo demuestra: al implementar el proyecto, el 90% estaba en contra mientras que, ahora que se vieron los beneficios, el 50% está a favor.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentó en el ejercicio del cargo?

El primer gran reto fue de empezar a regular el servicio de taxi después de 8 años, el cual no tenía regulación alguna. El segundo fue ordenar el servicio turístico en el centro histórico y luego el de concluir el proceso de concesión de rutas de la ciudad (retirar todas las combis, etc.). Finalmente, empezar a recuperar los espacios públicos ocupados por los vehículos fue también un proceso difícil, así como modernizar los sistemas semafóricos en la ciudad. Es importante notar que todas estas medidas tienen un alto costo político, pero con el Acalde, sabemos que es algo necesario para la ciudad, su desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida de sus pobladores.

¿Cuáles son los retos actuales respecto al transporte urbano en Cusco?

Primero, queremos consolidar el servicio de transporte público mejorando su calidad. Hemos implementado un nuevo sistema operativo eficiente, sin embargo, falta trabajar en la calidad de este servicio. Según este objetivo, estamos implementando una política de apoyo a la Municipalidad Provincial de Cusco por parte del ciudadano que permite al usuario del transporte urbano denunciar con fotografías y filmaciones a los transportistas que incumplen las normas. Así, la fiscalización se aplica gracias a las denuncias reportadas.

Luego, se tiene que concluir el ordenamiento de los taxis y concluir el Plan de Movilidad y Espacios Públicos. La gestión actual se terminará a final del 2018, antes de esta fecha, se quiere dejar proyectos de recuperación de los espacios públicos, entre los cuales el de la Plaza de Armas que consiste en implementar la infraestructura peatonal (poner la calzada a nivel para ampliar el área de uso peatonal en la Plaza), como en las plazas San Blas, Nazarenas, San Francisco, consolidar el eje procesional peatonal y generar espacios públicos peatonales ricos en cultura. Se quiere también dejar consolidadas las bases del Plan de Movilidad (que tiene una duración de 10 años) y del Sistema Integrado de Transporte (SIT) para que sea el hilo director de las próximas gestiones. Permitirá tener un transporte urbano totalmente planificado, lo que será el mayor logro de la gestión actual. 

¿Cómo imagina su desarrollo profesional en los próximos meses y años?

En previsión del cambio de gestión municipal, lo importante es dejar instrumentos de gestión sólidos para que la próxima legislatura vea los beneficios, se empodere de las acciones desarrolladas y le dé continuidad. Como Gerente Municipal, pretendo otorgar mayor énfasis en los proyectos vinculados a la recuperación de espacios públicos, movilidad y accesibilidad sin dejar de lado los proyectos de Salud, Educación y Saneamiento que son importantes para nuestra ciudad; así mismo gestionar proyectos relacionados al Sistema Integral de Transporte y el plan de Movilidad  a través de la cooperación técnica y otras entidades públicas y privadas. Actualmente, mi prioridad es consolidar las acciones realizadas que he mencionado anteriormente para que Cusco tenga un transporte planificado y goce de esta política de movilidad sostenible que venimos implementando. Al concluir esta gestión municipal el año 2018, volveré al ejercicio profesional privado como consultor, priorizando mi labor a temas vinculados al tránsito y transporte sobre todo a la Movilidad Sostenible.

Entrevista realizada el 12 de julio del 2017

Partenaires associés

Municipalidad Provincial de Cusco